Talones lisos y bellos en 3, 2, 1…





Los pies son tan importantes como cualquier parte del cuerpo por lo que es vital mantenerlos siempre bellos. Nada peor que lucir unos hermosos tacones o zapatillas y que tus pies luzcan unos talones muy resecos. La mayoría piensa que para lucir unos pies perfectos es necesario ir a centros especializados de belleza.
Los pies son zonas corporales en constante y permanente tensión. Son lo que nos sostiene, nos desplaza y nos da estabilidad, y sufren a diario los roces del calzado, todo esto provocan zonas resecas, por supuesto también causan dolor, sigue esta rutina de belleza en casa y ten talones lisos y bellos en 3, 2,1…

Rutina casera para tener pies suaves y bellos

Es importante que diariamente incorporen a la rutina de belleza del cuerpo algunos truquitos para los pies y así evitar que sufran ese desgaste tan grave que es mucho más difícil de arreglar. Lo mejor es prevenir, lávalos cuando te duches con un jabón indicado para pies y dale masajes suaves.
Exfólialos al menos dos veces a la semana con ayuda de una piedra pómez, solo debes raspar suavemente los talones y el resto del pie y así retirar las células muertas, evitando que aparezcan callosidades.
Sécalos muy bien cada vez que se mojen para evitar que aparezcan hongos y luego aplica una crema especial para pies que los mantendrá hidratados y suaves, en especial los talones.

Tratamiento casero de belleza para tener pies suaves

Una o dos veces a la semana realiza un pequeño tratamiento para mantener siempre los talones lisos y bellos. Para llevar esta rutina a cabo, necesitas un recipiente amplio y de profundidad (como una palangana), donde tus pies quepan cómodamente.
Allí los pondrás en remojo durante unos 10 o 15 minutos con agua tibia y jabón neutro, dale masajes suaves para propiciar la circulación sanguínea y si deseas añade alguna esencia con olor suave. Luego, retira uno de tus pies, sécalo suavemente, y aplica una crema exfoliante (crema pulidora), de preferencia especial para pies, haciendo énfasis en los talones, en especial si los tienes maltratados. Aprovecha y pasa la piedra pómez suavemente y enjuaga.
A continuación, aplica una crema hidratante y nutritiva, masajeando delicadamente con tus dedos. La crema debería absorberse en su totalidad. Aplica más crema si lo crees necesario, sin dejar de dar relajantes masajes a toda la superficie de tus pies. Seca y si quieres puede aplicar alguna pedicure.
Share on Google Plus

Acerca de TrucosdeBelleza.info

Es un proyecto de edición, recopilación y publicación de trucos de belleza para hombres y mujeres, con consejos y recursos para mantener y cuidar tanto el interior como el exterior.
    Blogger Comment
    Facebook Comment